Quienes han vivido una experiencia de misión, voluntariado, cooperación estarán de acuerdo en que hay tres verbos que se deben conjugar continuamente en ese tiempo de compartir lo que uno eso: Observar, Escuchar, Acoger

Después de esta dinámica de apertura, lo que se recibe de Dios, de los demás y de uno mismo cambia la vida por completo. 

 

Aviso Legal

politica de cookies