Eladio Mozas Santamera, 18 de febrero de 1837

HH.Josefinas de la Santísima Trinidad, 18 de febrero de 1886

Recordamos a un hombre bueno, a un hombre de Dios. De profunda experiencia religiosa, que se empeñaba en comunicarla a todos los que se acercaban a él. Por eso quiere abarcarlo todo: misiones, catequesis, enseñanza en el seminario, director de almas, apóstol de la juventud, amigo de los pobres y amigo de estarse largos ratos en oración. Era director de la escuela Dominical, de las teresianas, de las camareras de Jesús Sacramentado; tenía mucha gente de confesión y dirección de la ciudad y fuera de ella. Tenía cátedras y coro; era sinodal, formaba tribunal para ordenados y colegiales.

Pero sobre todo era un hombre de oración, carisma que transmitió a las HH. Josefinas Trinitarias que fundó.

Quiso que las religiosas viviésemos a Dios como “bondad suma y gozo inefable. Es Dios verdad de todas las verdades, bien de todos los bienes, belleza de todas las bellezas.

Es Dios poder sumo, sabiduría increada, acto de amor perfectísimo. Es Dios principio, centro y fin de todas las gracias, virtudes, dones, frutos y bienaventuranza”.

“Es toda mi vida y toda mi alegría y toda mi paz, y toda mi fortaleza, y mi único consuelo, y el único todo de mi todo”.

eladio mozas-fundador josefinas trinitatarias

" La vida consagrada es anuncio de lo que el Padre, por medio del Hijo, en el Espíritu, realiza con su amor, su bondad y su belleza. 

Primer objetivo de la vida consagrada es el de hacer visibles las maravillas que Dios realiza en la frágil humanidad de las personas llamadas.

Más que con palabras, testimonian estas maravillas con el lenguaje elocuente de una existencia transfigurada, capaz de sorprender al mundo. Al asombro de los hombres responden con el anuncio de los prodigios de gracia que el Señor realiza en los que ama.

De este modo, la vida consagrada se convierte en una de las huellas concretas que la Trinidad deja en la historia, para que los hombres puedan descubrir el atractivo y la nostalgia de la belleza divina".

VC.20

Jornada de la Vida Consagrada

retiro vocacional honduras jst

Durante los días del 4 al 8 de Enero hemos celebrado el Retiro Vocacional que cada año celebramos en Honduras y que es una oportunidad para las jóvenes que a las que hemos llevado seguimiento durante los encuentros de PJV del año y otras con las que hemos contactado, principalmente,  a través de Expo-Vocacionales en distintas partes del país.

Han sido 19 jóvenes las que han participado. Procedían de Copán Ruinas (Dept. de Copán), Río Lindo (Dept. de Cortés), Bonito Oriental (Dept. de Colón), Tegucigalpa, Comayagüela y Valle de Ángeles  (Dept. de Fco. Morazán). Todas ellas con una muy buena actitud de buscadoras de la voluntad de Dios, abiertas a la acción del Espíritu en sus vidas, lo que favoreció que se creara un ambiente de oración,  reflexión y convivencia que les ha permitido el encuentro con ellas mismas y con el Señor.

Los temas desarrollados reflejan un proceso que les ha permitido ir profundizando e interiorizando sobre su vocación:

- Vocación a la vida y a la fe

- Vocaciones específicas en la Iglesia.

- Vocación a la Vida Religiosa

- Carisma y misión JT

- Discernimiento y experiencia de Desierto

El hilo trazado a través de estos temas les permitió tomar conciencia de su vida y su fe como don de Dios, identificar las distintas vocaciones en la Iglesia, con especial presentación de la VR, conocer nuestro Carisma y Misión JT y la figura de P. Eladio y M. Margarita, para concluir con una experiencia fuerte de silencio en el desierto de ellas mismas para poder discernir y optar.

Las oraciones de la mañana y de la tarde estuvieron todas ambientadas según los temas concretos que se desarrollaban en el día. Tuvimos la oportunidad también de reflexionar sobre la figura de M. Margarita, mujer joven, como ellas, que supo dar un "Sí" al Señor, a pesar de las dificultades. Por otra parte, la proyección de la película "¿Quién sabe cuánto cuesta hacer un ojal?" sobre la vida de S. Alberto Hurtado, nos permitió reflexionar el proceso vocacional, las luchas en el discernimiento, las ilusiones, la vida de oración, etc. que vivió este santo chileno y a, la vez, identificarse con momentos, sentimientos de este joven en búsqueda de la voluntad de Dios.

Tuvimos un espacio muy ameno en el que las hermanas pudieron compartir su experiencia vocacional a la luz de la respuesta a las preguntas que las jóvenes habían formulado.

retiro vocacional honduras jst

La mejor manera de terminar este encuentro fue la celebración de la Eucaristía el domingo en la tarde-noche. Nos acompañó el P. Juan Martínez, párroco de Valle de Ángeles, quien desde su propia experiencia vocacional y a la luz del significado de la fiesta de la Epifanía, supo darles palabras de ánimo para que fueran valientes y decidas en responder al Señor.

Concluimos con una velada en la que las jóvenes pusieron en juego su creatividad para exponer con cantos, representaciones, dinámicas, distintos aspectos vividos en este Retiro Vocacional.

Estuvimos presentes las hermanas de Honduras y las formandas hondureñas. Damos gracias a Dios por su gracia y bendición, derramada especialmente a través de estas jóvenes y de la experiencia vivida en el encuentro. Le pedimos la luz y la fuerza para aquellas que han decidido iniciar su proceso vocacional dentro de la comunidad JT, y para todas las que están aún en búsqueda de su voluntad.

Imagen: http://www.rosedatocdall.com/

"Aunque la Sagrada Familia, se presenta como modelo acabado de toda perfección y de todas las virtudes, no obstante, su perfección reviste un carácter especial, que es el de una santidad eminente al lado de una vida sencilla y ordinaria en lo exterior, consistente en el exacto cumplimiento de sus obligaciones. 

(...)

Estas virtudes son: piedad verdadera, castidad eminente, trabajo santificado y obediencia perfecta. Si bien se considera, toda la vida de JEsús, María y José puede reducire a estas cuatro palabras: hacían una vida santísima, aunque oculta y ordinaria en el exterior, viviendo castamente, orando, trabajando y obedeciendo. 

He aquí por qué la Congregación Josefino Trinitaria elige como medios de imitar la Sagrada Familia.

La Santísima Trinidad y la Sagrada Familia están unidas porque lo estuvieron divinamente en la Casa de NAzaret en la que el Señor quiso juntar con lazo admirable, la doble dulcísima Trinidad del cielo y de la tierra, haciendo que se encarnara su Unigénito en el seno purísimo de María, verdadera esposa de San José; 

y porque lo están ya eternamente en el cieloen donde Jesús, sentado a la derecha del Padre, tiene junto a sí a su divina Madre y al trono de gloria formado por serafinesde su bendito padre nutricio san Jose´."

Dificultades principales que pueden oponerse al pensamiento Josefino Trinitario y su resolución. El espíritu Josefino Trinitario. Un proyecto abierto. Madrid, 2000. HH.Josefinas Trinitarias. pp.73-74

 

Aviso Legal

politica de cookies