Poesías H. Monserrat Pérez

 

 

A NUESTRO  PADRE  FUNDADOR

                                                                                   

En la apertura del Proceso: 1991

 

 

 

 

Hoy, día primero de junio del año 91

Venimos a hacerte un ruego: un milagro, solo uno.

 

Te lo pedimos tus hijas, y acompañan además

Muchas personas amigas que tienen autoridad.

 

Y aunque no te conocieron cuando en el mundo vivías

Nos basta ver tus escritos y sentir lo que serías.

 

Pudimos ver tu mensaje y las cartas que escribías

A todas aquellas monjas que en Serradilla vivían.

 

Y si un tremendo parlante allá en el aire se viera:

Que enchufado está en el cielo, lo oyera Plasencia entera.

 

Y si al lado de las tumbas nuestros oídos se pondrían

Válgame Dios lo que oirían de ti, que entonces veían.

 

Y si unos niños veían que Don Eladio pasaba

Iban corriendo, corriendo y la mano le besaban

y…. por detrás se burlaban.

 

Y si una turba de mozos de la taberna salían,

Se callaba el tamboril y todos se descubrían

Para decir con chacota: “Don Eladio, buenos días”

Don Eladio lo veía, se lo callaba y sufría.

 

Y todos estos papeles hasta Roma llegarán,

Y cuando un Cardenal vea que respiran santidad,

Luego, ya entonces el Papa lo podrá beatificar.

De entonces a verte “santo” solo hay un pasito más.

 

Y las que somos mayores, o delicadas están,

Diremos cual Simeón al verte en el templo entrar:

 

Ya Señor, esta tu sierva puede morir hoy en paz,

Porque a nuestro Fundador le vemos beatificar.

 

Y hoy, el primero de junio, te lo vuelvo a recordar:

Pídele a Dios un milagro y te lo concederá!.

 

Hna. Monserrat J.S.T.  

+ (12/05/1915 - 01/06/1993)

Tagged Under

Aviso Legal

politica de cookies