Ejercicios Espirituales

cartel lema web

ESPRO

PJ-V

 

ADB269F3 AB8F 4D56 BCD4 BAFCB1FDB299

 

Una vez más , la Iglesia nos invita a contemplar el Nacimiento de Jesús, a entrar en el Belén y adorar a un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. 

Junto a Jesús están María y José, unos padres que viven una situación social, política y económica difícil, como muchos padres de hoy en día, que también llaman a las puertas y no les reciben, que buscan posada y no la encuentran porque “no hay sitio para ellos”. (Cfr.Lc.2,1-14).

Al pesebre acuden, sobre todo, los pastores. Hombres y mujeres sencillos,los desplazados de esa época, para ver al recién nacido. En él reconocen la esperanza de un mundo nuevo, el sueño de ago diferente. Jesús nace en la noche, en un establo, en la periferia. 

 Y con estas condiciones nada confortables, María y José hacen posible la Vida para todos, especialmente los más desfavorecidos, los más vulnerables, los más pequeños porque “de ellos es el Reino de los Cielos”. (Cfr.Mt.5,3).

El Dios-con-nosotros se compromete con toda la humanidad para recuperar la dignidad de la persona allí donde se hubiera perdido. 

Y hoy, ¿quiénes son los pequeños de nuestro mundo, de nuestra comunidad, de nuestra misión, de nuestra sociedad para los que tampoco hay sitio?

(...)

Vivamos esta Navidad desde el misterio de un Dios desplazado y migrante, de un Dios encarnado, vulnerable, acogido y arropado por los brazos y corazones de José y María, que sos cada una de las hermanas Josefinas-Trinitarias, cada laico JosefinoTrinitario y cada persona de buena voluntad que habita en este mundo. 

(De la circular de Navidad de la Superiora General de las HH.Josefinas de la Santīsima Trinidad,Hna. Mª Luisa Dávila). 

 

 

Aviso Legal

politica de cookies