ejercicios espirituales jst cabezuela

lema pastoral jst 2020 comparte

hojas de eladio mozas fundador josefinas trinitarias

fundacion espro josefinas trinitarias

pastoral juvenil y vocacional josefinas trinitarias

tu tienes palabras de vida-josefinas trinitarias

Es un breve texto, pero llama la atención tantas preguntas: tres por parte de Jesús y dos de los apóstoles.

Después de la multiplicación de los peces y los panes, algunos discípulos despiertan a la realidad: seguir a Jesús no es solo maravillarse por sus milagros, es implicarse y complicarse la vida a su estilo, en una donación total hasta llegar a dar la vida. Y muchos renuncian: ¿Quién puede hacerle caso? Y Jesús responde con otra pregunta: ¿Esto os hace vacilar?

Y quienes abandonan a Jesús tienen razón: No podemos seguir sus exigentes palabras. Si nos fiamos de nuestras fuerzas, sentimos la debilidad, la propia limitación y no podemos cumplirlas. Sin embargo, si nos situamos con humildad detrás de Él, si vamos pisando sus huellas, si le proclamamos como Pan de vida, sentimos la valentía que Él nos regala para seguirle con fidelidad.

A Jesús, aunque le duele, no le inquieta el fracaso, no quiere retener a la fuerza a sus discípulos. Son sus amigos, no sus siervos. ¿También vosotros queréis marcharos? Les deja en libertad para decidir.

Pedro, con ese talante impetuoso, se adelanta. ¿A quién vamos a acudir? Llama la atención que no pregunta ¿A dónde vamos a acudir? Sino A quién. Porque los apóstoles han tratado de cerca a Jesús y saben que el único motivo para permanecer en el grupo es ÉL, la fidelidad a su persona.

Seguir a Cristo significa hacer de Él el centro y sentido de la vida, proclamar que tiene palabras de vida, de plenitud. Por eso, Pedro y los discípulos, y nosotros con ellos, proclamamos que creemos en Él.

Lo que sucedió en este pasaje del evangelio acontece también en nuestra vida. Llega el momento de crisis, de debilidad. Oímos comentarios: Es dura esta vida…Pero si has experimentado el amor incondicional de Dios, mira en tu interior, abre tu corazón a su Palabra de vida y proclama: ¿A dónde iría sin ti?  

Evangelio del Domingo XXI del Tiempo Ordinario. 

Hna. Mª Isabel García Pérez, JST

 

 

Aviso Legal

politica de cookies