En estos tiempos de incertidumbre, sufrimiento, enfermedad, muerte, crisis...

En estos tiempos de quedarse en casa como muestra de de generosidad y deresponsabilidad hacia uno mismo y hacia los demás, se descubren gestos de solidaridad. 

Son muchos los ciudadanos que se asoman al balcón puntualmente a las 20:00h para rendir  homenaje y agradecer la dedicación de todos los sanitarios que luchan por combatir esta pandemia que lo invade todo tan sigilosamente, pero que es capaz de sumergirnos en un caos auténtico. 

Son muchos los ciudadanos, anónimos y no tanto, que donan material médico, ofrecen su ayuda para ir a comprar... En estos tiempos difíciles se desarrolla la creatividad. 

 

"Durante una rueda de prensa virtual en la sede de la ONU en Nueva York, el Secretario General de la ONU indicó que la situación actual que vivimos no tiene precedente en los 75 años de existencia de la Organización, propaga el sufrimiento humano, infecta a la economía a nivel global, donde los trabajadores de todo el mundo podrían llegar a perder hasta 3,4 billones de dólares en ingresos, y pone en riego la vida de las personas.

"Esta es, sobre todo, una crisis humana que llama a la solidaridad. La humanidad está angustiada y el tejido social se está desgarrando. La gente está sufriendo, enferma y asustada", destacó el Secretario General. https://news.un.org/es/story/2020/03/1471472?

Por otro lado, es un tiempo para mirarnos hacia dentro: instrospección en nuestras costumbres personales y en los gestos que tenemos hacia los demás. El Papa ofrece unas palabras en este sentido: 

"¿Cómo podemos vivir estos días para que no se desperdicien?
"Debemos redescubrir lo concreto de las pequeñas cosas, de los pequeños cuidados que hay que tener hacia nuestros allegados, la familia, los amigos. Comprender que en las pequeñas cosas está nuestro tesoro. Hay gestos mínimos, que a veces se pierden en el anonimato de la vida cotidiana, gestos de ternura, de afecto, de compasión que, sin embargo, son decisivos, importantes. Por ejemplo, un plato caliente, una caricia, un abrazo, una llamada telefónica... Son gestos familiares de atención a los detalles de cada día que hacen que la vida tenga sentido y que haya comunión y comunicación entre nosotros".
 https://www.repubblica.it/vaticano/2020/03/18/news/coronavirus_papa_francisco-251572987/?refresh_ce

En estos tiempos debemos dar la talla en humanidad. 

 

Tagged Under

Aviso Legal

politica de cookies