Porque se pueden vivir los días de Semana Santa de un modo distinto, te hacemos una invitación: 

reserva los días 29 de marzo al 1 de abril y vente a la Casa de la Misericordia de Alcuéscar. Un grupo de jóvenes ayudaremos en la Casa y entenderemos desde el servicio qué vivió Jesús sus últimos días y cuál fue el sentido de su vida estando al lado de los más necesitados. 

Para más información, escribe a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Hemos iniciado las convivencias vocacionales por los Colegios JT.


La primera se ha desarrollado en Santander, en el Colegio María Reina, con los alumnos de 4º ESO.
La convivencia ha girado en torno a la “música” que mueve la vida de su clase, del mundo... hasta llegar a la pregunta:

¿Cuál es mi música? ¿Cuál es la música que Dios quiere para mi vida?

 

iii Semana de Adviento

Lectura del libro de Isaías (61,1-2a.10-11):

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor. Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha vestido un traje de gala y me ha envuelto en un manto de triunfo, como novio que se pone la corona, o novia que se adorna con sus joyas. Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos.

adviento activo

Llega el tiempo de la Espera, de la Esperanza. 

No busquemos un banco con buenas vistas a un camino, no va a venir el Señor por ahí. Dios nos quiere activos. La Esperanza en el Dios de la Vida es dinámica, encuentro y cambio. 

En este primer domingo de Adviento, el Evangelio nos urge a estar VIGILANTES. No como los guardias de seguridad que no salen de un perímetro. Nosotros hemos de estar Vigilantes por los Caminos de lo cotidiano. 

Estad atentos, Vigilantes, Dios viene a tu encuentro, viene a tu vida, se hace presente en tus días. 

 

Del día 18 al 25 de julio, varios jóvenes de nuestros colegios de Cáceres, Salamanca y Santander y también de los grupos de la parroquia de Aravaca, coordinados por la hna. Isabel García, de Plasencia participaron en tareas de voluntariado con nuestros mayores  en la residencia de Aravaca.

El ritmo de trabajo de esos días se adaptó a los horarios marcados por las hermanas de la residencia: dar las comidas, hacer camas… Aunque la dedicación principal ha sido acompañar a los ancianos, también se organizaron talleres, intentando adaptarse a las capacidades de los residentes (musicoterapia, manualidades, risoterapia…), así como  paseos por el jardín y momentos para la conversación.

Todos los días, en el tiempo que mediaba entre la cena de los ancianos y la de la comunidad y voluntarios, se disponía de un rato de reflexión. En primer lugar, se analizaba la actividad realizada durante el día (momentos graciosos con los mayores o ratos de dificultad) y, posteriormente, se pasaba a la capilla, donde se ponía el trabajo realizado en manos de Dios y se hacía presente las necesidades de los ancianos y del mundo.

Ha sido una experiencia enriquecedora tanto para los residentes, que se les veía contentos y echaron de menos a los jóvenes las tardes del sábado y del domingo que tuvieron tiempo libre; como para los que han participado, porque ha supuesto para ellos, por una parte, otra forma de ver la realidad que viven los mayores, demasiado alejada de su forma de vivir; y por otra, han desarrollado capacidades, a veces ocultas, de escucha, de creatividad y de responsabilidad. 

 

Aviso Legal

politica de cookies